martes, 12 de enero de 2010

puedo escribir los haikù más raros esta noche ..

Haiku y la estética japonesa
por Ryukichi Terao

http://www.noticiasliterarias.com/cultura/letras/Cultura_letras%2009.htm



Cuando Yasunari Kawabata ganó el Premio Nobel de Literatura, por primera vez en la historia de la literatura japonesa, él habló, en su discurso de la ceremonia, de la estética tradicional de la cultura japonesa, que consistía fundamentalmente en apreciar la belleza de la naturaleza y del cambio de estaciones, y afirmó que la fuente de inspiración más importante para las creaciones artísticas en la cultura japonesa era el deseo de compartir esta belleza con los vecinos. Desde la antigüedad el pueblo japonés, que tiene cuatro estaciones bien marcadas, nunca ha dejado de apreciar la belleza de la naturaleza, especialmente la naturaleza típica de cada estación. Esto lo verifica el inmenso vocabulario del idioma japonés para expresar la variedad de la naturaleza; sólo para expresar la lluvia podemos enumerar fácilmente más de 10 palabras, y cada temporada tiene su forma de la lluvia. En este aspecto el idioma japonés tiene una expresividad superior a las lenguas occidentales, incluyendo el español. Así, la naturaleza, desde la antigüedad, hasta hoy día, ha sido el tema más importante de la poesía japonesa, especialmente de Tanka y Haiku.

Ya en el comienzo del siglo X, Kino Tsurayuki, uno de los poetas más importantes de esa época, en el prólogo de La antología de las poesías antiguas y contemporáneas, que él mismo editó en 905, dice que los dos temas fundamentales de la poesía son el amor y la naturaleza.
Mientras que los poetas de Tanka se inclinaron bastante hacia el tema del amor, Haiku, que aparece más de 800 años después de Tanka, siempre se mantuvo fiel al tema de la naturaleza.

El tono fundamental de la poesía japonesa es su espontaneidad.

¿Quién no / tomará pluma? / Ante la luna de hoy ?


Este mundo del rocío / es el mundo del rocío / pero aun...

Este poema de Issa, aparentemente incompleto, muestra muy bien el reconocimiento de lo efímero del mundo y, al mismo tiempo, el sentimiento de inconformidad con esta inestabilidad. Esta conciencia lleva inevitablemente a los poetas a enfrentarse con el ciclo de las estaciones y su correspondiente cambio de la naturaleza. No es gratuito que Haiku siempre tenga una palabra que indique una estación específica.

Haiku manifiesta el anhelo de unirse con esta naturaleza cíclica y apropiarse de una pequeña parte de ella. Los poetas de haiku se vacían a sí mismo, no en el sentido del nihilismo europeo sino en el sentido budista de Zen, para fundirse en la naturaleza, y de ese estado espiritual corta un pequeño pedazo de la naturaleza. Por lo tanto, las poesías de Haiku, a la primera vista, parecen supremamente objetivas. Pero a la vez, en la misma selección para hacer el corte se refleja lo más profundo de la sensibilidad, el punto de vista personal, del poeta. Ser objetivo y subjetivo al mismo tiempo, la contradicción, que buscaron realizar los surrealistas europeos, deja de ser contradicción en Haiku.

Aquí se podrá señalar la semejanza que existe entre el Haiku y la fotografía. Los japoneses tenemos la fama de andar cargando siempre una cámara, pero esto también tiene su fundamento cultural. Refleja este anhelo de apropiarse de una escena que escoge uno y de compartir después su selección con sus amigos. El Haiku y la fotografía apuntan a la misma dirección: compartir la sensibilidad ante la naturaleza y eternizar la escena recortada por la selección del autor. Pero el Haiku, en algunos aspectos, es superior a la fotografía. Citemos un Haiku clásico, de Yosa Buson, que es sucesor de Basho, como ejemplo:

La flor de colza / y la luna al este / el sol al oeste

Este corte no se puede hacer en la fotografía. La luna y el sol, que están en los dos polos opuestos, no pueden juntarse en una misma fotografía. Pero en Haiku sí; la flor de colza, la luna y el sol se unen en un mismo plano después de pasar por la sensibilidad del poeta, y esta unión se concreta en forma de este haiku maravilloso. Lo que insistió repetidas veces Basho era justamente eso: hacer su propio corte de la naturaleza en que se unen los varios objetos naturales en un plano para sugerir la relación secreta que subsiste entre ellos, y es en esa unión donde se exterioriza su sensibilidad, que será comunicada a los lectores a través de Haiku. Esta es la esencia de Haiku de Basho, que hasta hoy día sigue siendo la forma principal de Haiku japonés.

Citemos algunos ejemplos de las obras de Basho:

El silencio / el canto de la cigarra / penetra la roca

Aquí se observa claramente la poética de Basho.

La siguiente poesía es realmente bella:

Se va la primavera / pájaro llora, los ojos / de pez lagrimean



La nostalgia hacia la primavera que se proyecta en los dos animales.

El siguiente ejemplo es interesante:

Enfermo en el viaje / mi sueño recorre / llanos desnudos

Hasta delirando de la fiebre, Basho busca la unión con el paisaje del

invierno.

El siguiente ejemplo es de Moritake:

Flores que vuelven / volando a la rama / eran mariposas.

Ahora para terminar, citemos un haiku de Masaoka Shiki, el poeta de la época de Meiji, que resume lo hasta ahora venimos hablando.

¿Cuántas veces / he preguntado por / la altura de la nevada?

Es un poema realmente bello. Masaoka sufrió mucho tiempo de la tuberculosis, por la que murió finalmente, y en el momento de escribir esta poesía también estaba enfermo en la cama. Como él mismo no se puede asomar a la ventana, pregunta a sus vecinos cuánto ha nevada afuera. Ni siquiera en el momento en que estuvo padeciendo de la terrible tos, se le olvida el transcurso del invierno. Aunque no puede apreciar la naturaleza por sus ojos, se la imagina e intenta compartir la belleza natural con sus vecinos.





En Occidente ..

Puedo escribir los haikú más raros esta noche
Cristina Perez (telefenoticias.com.ar):

De Borges es el primer haiku que escuché recitado por una compañera de un taller de literatura sobre Shakespeare dictado en el Malba. Nunca lo olvidé. Recuerdo hasta la forma en que Cristina Ansorer lo pronunció:

‘Lejos un trino. (5 sílabas)
El ruiseñor no sabe (7 sílabas)
que te consuela’ (5 sílabas)
Jorge Luis Borges


Claro que entonces yo no imaginaba los extraños efectos que podía tener el sólo ejercicio de buscar las palabras adecuadas, de componer las sílabas y de tallar el significado de tan breve poema. Una vez que se ha escrito un haiku la mente queda musicalizada como solfeando sílabas. Es como resolver un dilema que invita a resolver otro en forma inmediata. Y más. Uno no tiene idea de por qué se le ocurre tal o cuál frase en vez de otra. Ahí el haiku ‘para armar’ se convierte en un artefacto casi psicoanalítico sobre algo que queremos decir y no sabemos. Allí surge la técnica intuitiva, pero también el deseo de refinar el estilo.




imágenes obtenidas en Internet


Las nubes ríen,
por qué ríen las nubes ?
Son inocentes.
Ignoran que la noche
aunque dorada, es soledad.

_____________________

8 comentarios:

  1. LLUEVE, llueve
    LÁGRIMAS DEL CIELO, BROTAN
    DE DULCE SABOR.
    ACARICIAN MI MEJILLA
    LA AÑORANZA RENACIÓ./MALENA
    _______

    ¡Llueve en mi ciudad... (A las 12.45 PM),
    Y, yo también puedo escribir los HAIKUS más "raros" (¿nostálgicos?)...

    Ceci, un "post" para "re_leer" y "practicar"...
    ¡Muy necesario, amiga!

    ¡SALU2S PARA TOD@S!

    ResponderEliminar
  2. haceR uN poeMa
    modElo paRa arMar
    poCas palaBras
    :)

    es un haiku raro
    sobre los haiku?

    me gusta el post y las fotossssssss

    besossss a todosssss

    ResponderEliminar
  3. Un haikú triste
    surgido de la noche,
    todo silencio.

    Lágrimas dulces
    será la lluvia suave.
    Pero se niega ..


    Malena, casi medianoche aquí ..
    no llueve.. aún
    también yo puedo escribir haikú "nostálgicos" en esta noche,

    gracias !


    Maby, no es raro, es .. muy bueno !!!! pocas palabras, si
    las necesarias

    gracias !

    Saludos a tod@s.

    ResponderEliminar
  4. hola cecilia, paso a dejar mi huellita e invitarte a pasar por mi blog, y comentarte que muy interesante el tema del haikú y que realmente me gusto y me sorprendio un poco, nunca habia leido algo asi y es atrapante y para pensar.. gracias por compartir.. nonisortega

    ResponderEliminar
  5. gracias Nonis,
    visité la Isla de los Sentimientos ..
    allí te comenté sobre los haikú, y sobre el tiempo !! tema del cuento.
    un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Noche callada,
    va solo el viajero
    y canturrea.

    Cielo rojo
    asombro y silencio
    debajo de él.

    Ya había dejado estos haikú en alguna foto, te acordás ? Me parecen apropiados para una noche, no necesariamente triste.

    Muy bueno es post Ceci, besos.

    Saludos a tod@s.

    ResponderEliminar
  7. por supuesto que me acuerdo .. de todo.
    gracias Myriam, bienvenida !!
    besos.

    ResponderEliminar
  8. Interesantísimo post.

    Huellas en la arena
    y mañana
    nada y viento.


    felicitaciones

    ResponderEliminar