sábado, 7 de agosto de 2010

Versos Libres (III) - Santoka y escritura del Haiku en Vers-libre



"Mi cuenco de mendigar
acepta hojas caídas"
Taneda Santoka


Trad: Vicente Haya e Hiroko Tsuji
Obra visual: Yornel Martínez Elías

La poesía de Taneda Santoka (1882 – 1940) es una experiencia de síntesis entre biografía y escritura, una particular revisión de la tradición del haiku y de los grandes maestros canónicos (Bashoo, Buson y Shiki); y al mismo tiempo su superación en la búsqueda de un verso preciso y a la vez libre, una búsqueda que lo relacionaría (tal vez sin saberlo él) con los grandes innovadores de la poesía europea y americana, y del uso del vers libre (Pound, Eliot, Apollinaire).
La poesía de Santoka, es una búsqueda formal, que permita (Son palabras de Baudelaire) encontrar en el verso, la expresión precisa que de cuenta de las complejidades y fluctuaciones del mundo interior. En Santoka, el misticismo del Zen requiere una reelaboración que pasa necesariamente por la trasformación de las estructuras que lo subyacen: la organización silábica del Haiku tradicional heredado de Basho es insuficiente; una conformación hermosa, también de gran precisión, pero incapaz de ajustarse a las necesidades que un hombre en busca de nuevas formas de expresión poética. Con la aparición del vers libre, es la propia estructura del poema la adquiere un nuevo significado: el verso se alarga o se comprime según las necesidades del poeta, según la naturaleza de su visión.

Temas

Los temas de la poesía de Santoka son esencialmente los trazados por él en el esbozo que propone como inicia de su autobiografía: “Los infortunios de mi familia comenzaron con el suicidio de mi madre”. La historia de la familia Shouichi y la muerte de su madre, entregaran al poeta los temas clave de su escritura: la muerte, la pobreza, la soledad, el alcohol, la decadencia.
Escribe a propósito del recuerdo de su madre en el 47º aniversario de su muerte:

Ofrendando fideos
Madre
Yo también comeré

Dos años más tarde, en un nuevo aniversario:

Dientes de león cayendo
La muerte de mi madre
Aquello en lo que pienso incesantemente

La pobreza, recuerdo del pasado familiar y del presente, como bonzo mendicante:

Sin dinero, sin posesiones
Sin dientes
Totalmente a solas
*
Mi pueblo natal
En medio de la lluvia
Caminando descalzo

La soledad y el Sake – como fuente de inspiración y al mismo tiempo de evasión:

Vendo mis harapos
Y compro algo de sake
¿Habrá soledad todavía?

Sin embargo, aún desde la condición extrema de sus existencia, el poeta se impone, ganando para la vida instantes de belleza, chispazos iluminativos – como el Satori del Zen –en los cuales es posible recuperar para el hombre la visión de la totalidad y el contacto intimo con el mundo que le rodea.

Dejando entrar la luna
En mi dormitorio
Me voy a dormir
*
Camino
Dejando posarse en mi kasa
una libélula


El cuenco de mendigar, haikús de Taneda Santôka:

Como cabía esperar:
estoy solo, estoy bien...
Hierbajos silvestres

Oye, grillo:
sólo tengo arroz
para mañana.

Eso
era mi cara
El espejo cada vez más frío

No tengo dinero, no tengo cosas,
no tengo dientes...
Estoy completamente solo.

...Y a veces,
dejo de mendigar
y miro las montañas.

Un manotazo a una mosca
otro a un mosquito
y otro a mí mismo.

Ha envejecido
hasta el sonido
de las gotas de lluvia.

Parece que voy a morir
con el alma tranquila
sobre la hierba que brota.

Sin pensar en nada,
rompiendo ramitas secas.

No hay forma de evitarlo:
camino.

¡Qué calida temperatura
la del piojo que he atrapado!

Con eso tengo más que suficiente:
barrer las hojas caídas.

¿Qué pretendo encontrar
internándome en el viento?

Me siento en la belleza
de la hierba que va a marchitarse.

Asumiéndolo con calma
parece que hay que morir
La hierba arde.

Mientras termino de morirme,
la hierba.
Llueve.

Trads. de Vicente Haya, Hiroko Tsuji, Akiko Yamada.

18 comentarios:

  1. Eres parada obligada, cuando la sensibilidad despierta al día.

    Besos y gracias

    ResponderEliminar
  2. Taneda Santoka escribió en poesías todo el
    desamparo y la pobreza en que se hallaba inmerso.
    Me parecio de mucha lucidez y sumamente conmovedor.
    Gracias Cecilia por darnos a conocer este poeta.

    Vi las estrellas
    brillar y muchas noches
    en techo roto.

    Nada de nada
    solo sake en vaso.
    Me embriagaré.

    Madre comprendo
    tu trágica desición
    a tanto dolor.

    Ni arroz ni un te
    quiero salir de casa
    oler las hiervas.

    besosssss.

    ResponderEliminar
  3. Sombra o solana,
    el mendigo pasa.

    haikü de Shikunro

    lo enconTre en planeTahaiKu
    :)

    bess

    ResponderEliminar
  4. Gracias a vos, Beatriz.
    A mí también me pareció conmovedor, y creo es otra buena muestra de la creatividad dentro de los "versos libres" en el haikú. Opuesto o .. complementario, a los tradicionales, rígidos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Mistral, tus visitas son siempre bienvenidas .. y tus comentarios un halago. Gracias !
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. excelente hallazgo Maby ! graciassss
    un beso

    ResponderEliminar
  7. Gracias Cecilia. Tenderemos lazos, en la distancia,con palabras.
    Y con besos.
    Y con abrazos.
    Ana

    ResponderEliminar
  8. En este arte de sintetizar la vida, las emociones, los sentimientos; en esta sublime manera de profundizar en lo breve, con una agudeza notable, como una nube fluida con poder de roca sólida, que se eleva pero a la vez pesa como pesa la vida misma. Me han parecido tan bellos que los he leído varias veces. Siendo que todos me parecen notables, me ha estremecido "¿Qué pretendo encontrar
    internándome en el viento?

    Me siento en la belleza
    de la hierba que va a marchitarse.

    Hermoso, gracias por presentarnos estas bellezas.

    Muchos abrazos, Anouna

    ResponderEliminar
  9. No conocía nada de estos poetas, son realmente hermosos estos poemas, gracias Cecilia, siempre nos enseñas de ti, de los demás. Eres una auténtica Mecenas. Agradezco mucho esta lectura que nos brindas. Siempre aprendo algo nuevo, hoy Taneda Santoka, un Maestro más en mi lista. Gracias a ti.

    Se ha nublado
    hoy tengo que comer
    la lluvia canta

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Claro que si Ana, gracias !
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias a ti Anouna.
    Te conozco sensible y creativa, no me extraña que te hayan estremecido ..
    Te comento, a ti que estás también en e.magister que en el Grupo Género Poético, Rincón de Haikú, solemos hacer algunas actividades guiados por Dante su creador. Es de él la parte publicada acá como Versos Libres (II).
    Gracias amiga !
    abrazos !

    ResponderEliminar
  12. Querida Julie, no soy Mecenas ! jeje
    Voy buscando, conociendo, intentando aprender ..
    te he conocido a ti ! lo que no dejaré de agradecer nunca.

    Estas búsquedas son parte del aprendizaje, las comparto .. si resultan interesantes me siento feliz !

    Tus versos, siempre un regalo precioso .. gracias amiga,
    besos !

    ResponderEliminar
  13. Hola amiga paso a deleitarme con los hermosos haikus y relajar mi espiritu de poeta.y regalarte unos haikus de MA.

    Manos vacías
    corazones amados
    almas errantes.
    Haiku de MA.

    Tierra mojada
    brotando el sustento
    granos de vida.

    Haiku de MA.

    Besos de MA para ti.

    ResponderEliminar
  14. Insaciable sed de conocer, transmitir y compartir, Ceci. Excelente entrada!

    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  15. Hace un tiempo Maby se preguntaba por qué el dolor, el sufrimiento, la soledad daban pie a hermosas y profundas poesías, Taneda Santoka es un ejemplo de ese porque, tan solo leyéndolo tenemos la respuesta... La naturaleza, el amanecer, el ocaso, la lluvia, incluso el fragor de una tormenta, el nacimiento de un volcán y hasta la caza de una presa son hechos naturales que tienen infinita belleza y no hace falta expresarlo poéticamente... El drama es humano, la conciencia del tiempo y del espacio, del dolor y de la ausencia... la naturaleza no tiene traumas sicológicos... La urdimbre interior se revela mejor con las palabras vertidas en unos versos transmitiendo ese mundo enajenado de sensaciones que muchas veces creemos son solo nuestras y que al verterlas en papel, al mostrarlas, nos identificamos con infinidad de lectores.

    Navego rumbos
    No se mi norte, mi sino.
    Sombras y luces se revelan
    AGG

    ResponderEliminar
  16. preciosos haikú MA ! qué bueno, tu visita y tus palabras .. bienvenida siempre,
    gracias, besos.

    ResponderEliminar
  17. Un abrazo enorme Luz ! gracias amiga.

    ResponderEliminar
  18. Es muy cierto lo que dices Antonio, escribir es dejar el alma al desnudo ..

    Tu haikú en versos libres, bello, bello, profundo.. gracias !
    un abrazo.

    ResponderEliminar